Rutinas de boxeo que puedes aplicar en tu entrenamiento


Actualmente hay demasiadas opciones a la hora de hacer ejercicio. Puedes encontrar múltiples videos, aplicaciones dentro de tu celular y mucho más. Sin embargo, algunas de estas opciones podrían no resultarte tan dinámicas y con tan buenos resultados como las rutinas de los boxeadores. Hacer abdominales, utilizar el saco o brincar la cuerda puede ser realmente divertido. A continuación 5 rutinas de boxeo que puedes aplicar en tu entrenamiento.

Por qué aplicar las rutinas?

Los boxeadores son uno de los atletas mejor preparados que existen para las adversidades. Cuentan con una gran dureza en todo su cuerpo y una gran fortaleza, así como una agilidad para defenderse. El boxeo combina la mayor agilidad con la fuerza bruta y es un deporte difícil porque no es solamente dar golpes a la ligera.

5 rutinas de boxeo que te serán muy útiles

Trotar: trotar es una de las actividades que realizan los boxeadores a fin de ganar resistencia. No es necesario que te plantees una gran sesión de trote, puesto que es un complemento al resto de los ejercicios. Con quince o veinte minutos que lo realices, estarás muy bien. Puedes trotar a paso moderado, puesto que de lo que se trata es de ganar resistencia.

Brincar cuerda: es uno de los mejores ejercicios que existen en la actualidad. Ganarás gran resistencia, no genera demasiado impacto, es muy divertido y puedes hacer gran diversidad de saltos dentro de un mismo ritmo. Puedes complementar los 15 minutos de trote con 15 minutos de cuerda y habrás hecho una gran media hora de resistencia.

La pera: darle a una pera repetidas veces ayuda a desestresarse y a ganar mayor coordinación. Muchas personas al principio no logran darle a la pera repetidas veces pero es una cuestión de práctica. A medida que lo vas haciendo día tras día, irás mejorando tu técnica y te sentirás muy a gusto. Además, esta práctica ayuda a no tener brazos flácidos, sino bien definidos.

El saco: darle al saco genera una gran satisfacción, además de que te provee agilidad en los pies, puesto que debes moverte junto al saco para no ser golpeado. Es muy satisfactorio después de un día estresante en la oficina, y no descargarás tu ira acumulada contra los demás. Al igual que con la pera, genera una gran fuerza en los brazos.

Sesiones de abdominales: mientras más dureza tengas en los abdominales, mayor resistencia tendrás. Así que las sesiones de diversos abdominales son un obligado para los boxeadores. Realiza todas las que puedas, levantando las piernas, haciéndolos a la mitad, completos, de medio lado y todas las formas que puedas inventar. Lograrás un torso esbelto y duro, muy atractivo.

Combinar el ejercicio con la defensa personal

Aparte de proporcionarte agilidad, dureza y estética, las rutinas de boxeo también te pueden permitir defenderte en caso de cualquier eventualidad. Nunca falta el momento en el que debemos estar atentos ante cualquier ataque, bien sea por algún robo o por alguna situación engorrosa. Por ello, el boxeo es una excelente opción para aquellos que quieren hacer ejercicio, relajar su mente, bajar los niveles de estrés y poder defenderse.